Es cierto que la globalidad, desde un punto de vista geográfico territorial, inspira reacciones bien contrarias; los que se arraigan más que nunca a sus raíces y a la tierra, frente a los que perciben el mundo sin fronteras.

Descartes decía que, quien emplea demasiado tiempo a viajar, acaba por sentirse extranjero en su propio país. La realidad es que mientras la enferma demanda interna ‘made in spain’ se encuentra en periodo de recuperación y hasta que le extraigan la canalización intravenosa, no podemos dejar de mirar hacia los mercados extranjeros que hacen de máscara de oxígeno.

Con la vista en estos mercados, las siguientes líneas pretenden un recorrido sobre la necesidad del proceso de internacionalización para la Pyme española, así como los motivos, las condiciones y barreras a sortear.

El informe completo, del que aquí os hago un breve extracto, os puede servir de guía, pues da respuesta a muchas de las dudas ayudándoos, espero,  a trazar vuestros planes empresariales. La información contrastada origen del documento, nos aporta conclusiones basadas en aquello que aconteció a las empresas que vivieron la experiencia y nos entrega respuestas a las preguntas seguro vosotros también os estáis haciendo.

Espero os sirva de ayuda, incentivo y guía para impulsar vuestros negocios internacionales.

Como punto de partida, debemos estar de acuerdo en que exportar no implica estar involucrado en un proceso de internacionalización. Se puede exportar de forma esporádica, como resultado de pedidos inesperados o no buscados. Internacionalización implica, por tanto, extender las ventas para pasar a tener dependencia del mercado extranjero.

El informe trata los siguientes aspectos:

  • El entorno y la Administración Pública

  • ¿Es de ayuda la diplomacia económica?

  • ¿Por qué exportan las pymes?

  • ¿Por qué mantenerse en los mercados nacionales?

  • Estrategia de Negocio

  • Estrategia de ‘Management’

  • Estrategia de Marketing Internacional

  • Estrategia de Innovación

  • Modelo de Empresa Familiar

  • Caso Metalquimia

  • Conclusiones